Si quieres vender o alquilar tu vivienda, a partir del 1 de junio de 2013 necesitas una Certificación que acredite su Eficiencia Energética, según lo establecido por el Gobierno.

Tu vivienda debe ser clasificada en el nivel A, B, C, D, E, F o G, al igual que sucede ya con los electrodomésticos.

La clasificación energética es meramente informativa, pero influirá sin duda en los compradores o arrendadores de tu vivienda.

Ponte en contacto con nosotros y te informaremos con todo detalle. Hoy mejor que mañana.

 

Pulse AQUI para ver la noticia con mas detalle.

Compártelo: